El propóleo o própolis es una sustancia que obtienen las abejas de las yemas de los árboles y que luego procesan en la colmena, convirtiéndolo en un potente antibiótico natural con el que cubren las paredes de la colmena, con el fIn de combatir las bacterias y hongos que puedan afectarla. Se compone de cientos de compuestos, entre los que destacan las resinas, ceras, favonoides, sales minerales, aceites esenciales y vitaminas.

 

Beneficios del Propóleo para el ser humano:

      · Afecciones respiratorias. Tiene efecto antibiótico, antigripal, antiinflamatorio y anestésico.

      · Muy eficaz para tratar resfriados comunes, anginas, faringitis, laringitis y llagas bucales. Actúa como protector de la garganta y las cuerdas vocales.

      · Para uso externo, posee capacidad cicatrizante, desinfectante y antiinflamatoria por lo que resulta óptimo para heridas, quemaduras, hongos, sabañones, acné, casos de psoriasis y afecciones de la piel en general.

      · Beneficioso para la salud bucal por sus principios antisépticos, antibióticos y antiinflamatorios. Impide la formación de caries y placa bacteriana.

      · Retarda y previene la oxidación celular, causante del envejecimiento y otras enfermedades.

 

Formatos de presentación:

      · Propóleo en extracto hidroalcohólico: vial cuentagotas, spray.

      · Propóleo natural: porciones masticables.

      · Jarabe de Propóleo.